Categoría: Resistencia en las calles

Archivo de Categorías

México surrealista

Cultura, Resistencia en las calles 31 Mar 17 0

México se debate entre el caos y el folclor, entre lo onírico y lo espeluznante, entre amas de casa, brujos e incluso en sirenas del amor, las ferias y sus toldos chillantes o el campesino orillado a lo urbano o al inocente sonriente que inhala pasivamente su dosis diaria de smog. Hablo del México que dedica su vida al culto por la santa muerte y a distraerse 3 horas en tv abierta, ése que llega cansado del bullicio metropolitano y por supuesto al inesperado contraste de ésos aromas fermentados por las coladeras en cada esquina, pues es que ¡sí! pareciera que esperan tranquilamente a que pases y así romper la armonía que tenías cuando pensabas que terminando de jugar a vivir te comprarías aquel vestido de flores naranjas en el mercado de la Miguel Hidalgo y que a pesar de que “solo” cuesta $76.00 preferirías comprar una veladora de los 7 machos para atraer el dinero o quizás para el amor.

Y así es gran parte de México, siempre vivo y jamás ordenado.

 

 

fotógrafa/mexicana

Parque Xico

Resistencia en las calles 18 Sep 16 0

Xicoténcatl es un parque cuyo nombre proviene del náhuatl y significa “El que habita en la orilla de la jicotera”.
Es un lugar cerrado donde las personas lo utilizan entre semana para despejar la mente, realizar actividad físicas, ensayos musicales o pasear a su perro, ya que es un parque amigable con las mascotas (pet friendly), entre otras.

Los fines de semana se vuelve todo un tour familiar al ver a los niños jugando y a personas reunidas para jugar futbol, basquetbol, voleibol, etc.
Este parque es un espacio espectacular ya que cuenta con todo tipo de vegetación y en su interior podemos encontrar 4 Fuentes hechas de azulejos de talavera, por lo que podemos afirmar que en este espacio convergen diferentes  maravillas que identifican a México.

Este espacio natural envuelve a las personas por la tranquilidad que se vive dentro de él a pesar de tener como cercanía una avenida principal.
A lo largo de los años se ha vuelto un punto de reunión para personas de todas las edades y de distintos lugares, que han logrado formar una enorme familia. Todos los domingos se reúnen para practicar voleibol a un costado del pequeño quiosco cerca de la entrada principal, como una actividad que une a todas las personas interesadas por pasar un agradable fin de semana.
Es enorme el lazo que han logrado, en ocasiones es tan estrecho que han salido amoríos, compadrazgos, amistades y reuniones a largo plazo.

El parque Xicoténcatl es uno de esos pequeños oasis dentro de la ciudad de México, y lo podemos encontrar en la calle Xicoténcatl S/N, colonia San Diego Churubusco, delegación Coyoacán.

 

Fotográfia y nota: Jesús González

“La fotografía, como medio de gran alcance de la expresión y de comunicaciones, ofrece una variedad infinita de opiniones, de interpretaciones y de ejecuciones.” Ansel Adams.

LA GRAN DESVENTAJA DE LA CIUDAD: SER PEATÓN O CICLISTA

Cultura, Mundo, Resistencia en las calles 03 May 16 0

En medio del crecimiento incontrolable de la mayoría de nuestras ciudades, resulta cada vez más urgente reconocer y revalorizar el espacio público.

Según el artículo “La importancia y la apropiación de los espacios públicos en las ciudades”, de la Revista de Tecnología y Sociedad de la Universidad de Guadalajara, el interés por los espacios públicos ha disminuido debido a que no todos los habitantes de una urbe tienen acceso a ellos. Otra de las razones de este fenómeno es el desinterés que se muestra, motivado en parte, por la delincuencia o el descuido de los lugares, por parte de los ciudadanos y las autoridades.

La importancia de contar con este tipo de espacios dentro de una ciudad radica en que, si todos nos sentimos parte de algo, es más viable que también tomemos decisiones en función colectiva y no sólo desde una posición individual.

En el caso de la Ciudad de México, la figura del peatón y del ciclista son quizá las más castigadas.

Cerca del 87 por ciento de los capitalinos encuestados por la empresa Parametría en 2015, creen que la Ciudad de México no es un lugar seguro para los peatones, y el 91 por ciento, siente lo mismo con respecto a los ciclistas.

Y es que son miles los accidentes y atropellamientos en la ciudad derivados de las conductas negativas que tenemos los ciudadanos al compartir este espacio común llamado Ciudad de México.

“Hemos construido una ciudad, para una minoría privilegiada”, aseguró Areli Carreón, coordinadora de Políticas Públicas de la Asociación Civil Bicitekas.

Y es que, de acuerdo con datos que posee esta agrupación ciudadana, mientras se gasta más en infraestructura para sólo el 30 por ciento de todos los viajes de la ciudad que se hacen en auto, el 70 por ciento de la población sufre para poder transitar por una ciudad insegura para los peatones, que al final, somos todos.

El uso de la bicicleta es quizá una de las mejores opciones de movilidad urbana a la que podemos acceder. Sin embargo, las condiciones de esta ciudad, la peligrosidad que implica, y la falta de espacios que puedan incentivarla, son algunas de las barreras con las que muchas personas, que están contemplando este medio de transporte, se topan todos los días para tomar la difícil decisión de trasladarse de un punto a otro.

Sobra decir que los problemas de tránsito, e incluso, la demora de los trenes del metro o la imposibilidad de abordarlos en ciertos horarios, hacen que los ciudadanos perdamos entre 2 y 4 horas de nuestro día solamente en ir de un lugar hacia otro.

La contaminación es otro de los problemas que dejarían de empeorar si el uso de transportes alternativos fuera posible dentro de las grandes ciudades como la nuestra.

Así que el factor tiempo-espacio sigue siendo una de las mayores desventajas para quienes vivimos en urbes imposibilitadas y carentes de espacios para que todos, sea donde sea nuestro domicilio, nos sintamos cómodos siendo parte de una estructura que nos mira con la misma importancia con la que ve a los automóviles.

Por: Erika Rosete.
Fotografía: Roberto Rico.

Resistencia en las calles / Rincones de Chapultepec (Galería)

Resistencia en las calles 15 Abr 16 0

Les compartimos la primer galería de la nueva sección en Resistencia Radio llamada “Resistencia en las calles”.

Nos dimos una vuelta por el bosque de Chapultepec y capturamos algunos rincones con mucha historia.

La entrada al inframundo.

Según la leyenda mexica, en las faldas del cerro se encuentra la puerta al paraíso.
En una cueva, cuya entrada aún se puede ver, se encuentra el Cincalco, que significa en lengua náhuatl “casa de mazorcas”,  los pueblos prehispánicos como los Toltecas y Mexicas la consideraron un lugar sagrado.
La leyenda también cuenta que el último gobernante tolteca que reinaba en Tula, Huémac, se suicidó ahí tras ver la ruina de su pueblo. Se cuenta que en 1519, tras la llegada de Hernán Cortés, Moctezuma II quiso huir al paraíso vía esta cueva, como lo hiciera Huémac. El gobernante Tolteca le enfrentó –según la leyenda– y convenció al emperador de combatir al que se pensaba era Quetzalcóatl.

El Sargento.

Es el árbol mayor del bosque de Chapultepec. Cuenta la tradición que fue plantado por Netzahualcóyotl a petición del emperador azteca Moctezuma. Se dice que el señor de Texcoco fue quien plantó los primeros ahuehuetas en el año de 1460, por lo que el árbol vivió 500 años hasta que se secó a causa de falta de agua y contaminación, en 1969.
Tiene una circunferencia de 12.5 metros y llegó a medir más de 40 de altura. Fue bautizado como “El Sargento” por los jóvenes cadetes del antiguo Colegio Militar, aunque también se le llamó “El centinela”. Ahuehuete, en lengua náhuatl, quiere decir “viejo del agua”.

Con información de: planverde.df.gob.mx
Tribuna Monumental.

Dedicado a la memoria de los pilotos que conformaron el Escuadrón 201, este espacio se localiza a espaldas del famoso ahuehuete conocido como “El Sargento”. El también llamado Monumento a las Águilas Caídas recuerda a cada uno de los pilotos que participaron en aquella misión, en la que pilotos mexicanos fueran alcanzados por las balas japonesas durante el desarrollo de la fase final de la Segunda Guerra Mundial, con sendas placas ubicadas a los costados y al centro de la Tribuna. En éstas aparecen, con grandes letras doradas, los nombres y los cargos de los más de 200 hombres que integraron aquella histórica cuadrilla.

Con información de: mexicodesconocido.com.mx

Fotografías por Roberto Rico.

Webmaster

Sobreviviente a los proyectos independientes.