El nuevo gallo baila samba

"Deportes", by: - 8 septiembre, 2014

Al no tener contrato con ningún equipo, Ronaldo de Assis Moreira (mejor conocido como Ronaldinho), se convirtió en el objeto del deseo para algunos clubes mexicanos para ocupar una de las plazas de extranjeros que tienen permitidos. Equipos como Monterrey, Tigres, Santos y América, equipos económicamente poderosos, podrían hacerse de los servicios del astro brasileño.

La campanada no la dio ninguno de los equipos mencionados, el club Querétaro (equipo que hace seis meses tenía problemas económicos con la Secretaría de Hacienda, y deudas con el pago del salario de la plantilla), hoy con nuevos dueños, contratan por dos años a la estrella brasileña.

Ronaldinho fue parte de aquella selección campeona del mundo en Corea-Japón 2002; y partícipe de aquel Barcelona de Frank Rijkaar donde tuvo su mejor momento futbolístico. después de su salida del equipo catalán pasó al A. C. Milan (2008-2011), regresó a Brasil al Flamengo (2011-2012), Atlético Mineiro (2012-2014).

Es el futbolista contemporáneo, activo y reconocido, que aún cuenta con la calidad de sus mejores días. Transmite alegría en la cancha no sólo a sus compañeros, sino a los espectadores propios y extraños. Todos lo vimos realizar jugadas y goles de fantasía con su sonrisa característica, la que le aparece cuando practica el fútbol; ya que no sólo juega para ganar, sino para divertirse.

Hay que dejar a un lado las especulaciones mediáticas y cuestiones extra cancha que giran alrededor de este astro. Pensemos en lo que puede aportar en la cancha. Son pocas las ocasiones en que llega un jugador de su jerarquía al fútbol mexicano, y pocos los que llegan con una copa del mundo en su palmarés.


Comentarios (0)

Deja un comentario