El sueño de Caifanes al tocar en el Zócalo de la CDMX

"Cobertura, Cultura, Música", by: - 12 noviembre, 2017

Hace 30 años realizó su debut una de las bandas de rock más importantes que ha surgido en México: Caifanes, grupo que desde el principio de su carrera logró (y sigue logrando) conectar con las generaciones de jóvenes de aquella época, y en la actual.

La plancha del Zócalo capitalino, lugar que en semanas pasadas logró reunir a más de 170 mil personas en un concierto de música con distintos géneros, se volvió a llenar. Un solo grupo bastó para que más de 120 mil jóvenes, adultos y niños de todas las edades se reunieran el viernes para vivir la experiencia de estar frente a la banda que logró realzar la escena rockera en el país e hizo frente al pop durante las décadas de los ochenta y noventa.

Luego de varios años de inactividad, los músicos no pudieron tener mejor escenario que la plaza de la Constitución,  sueño que vieron realizarse gracias a la quinta edición de la  Semana de las Juventudes 2017, que organiza el Gobierno de la Ciudad de México a través del Instituto de la Juventud y que, además, fue gratuito.

La tarde apenas comenzaba y las primeras filas ya estaban llenas de gente lista para escuchar más de dos horas llenas de rock en voz de Saúl Hernández, y manos de Alfonso André, Sabo Romo y Diego Herrera, quienes de inmediato comenzaron a tocar dos de los temas más populares dentro de su repertorio: “Viento” y “Nubes”. “¡Raza, Caifanes está a tus pies!”, fueron las palabras que pronunció el vocalista antes de hincarse frente a un público que ha sabido mantenerse fiel a pesar del tiempo.

La noche estuvo llena de sorpresas. Fueron un total de 26 canciones que nos hicieron recordar, que nos hicieron volver a sentir al México de los años noventa, cuando estos artistas estaban en lo más alto de su carrera y demostraron que el rock mexicano también puede tener buena calidad e identidad. Además, algunas de las canciones que sonaron esa noche lo hicieron recordando la violencia social que sufre el país: feminicidos, 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa y el creciente asesinato de periodistas.

Hubo partes en el show donde lo importante no eran los músicos, sino otros personajes que se apoderaron del escenario,  como el compositor y cantante Juan Gabriel, que se encontraba su imagen bailando en las pantallas cuando sonaba “Te lo pido por favor”; fotos de voluntarios que ayudaron en el rescate de personas luego del sismo ocurrido el pasado 19 de septiembre; danzantes prehispánicos que bailaban al ritmo de “Afuera”, e incluso durante la interpretación de una de las rolas más sonadas, “Mátenme porque me muero”, los Caifanes que surgieron en 1987 como una banda de pospunk, con cabelleras largas al estilo de The Cure, regresaron por un momento gracias a pelucas que simulaban el cabello utilizado en aquéllas épocas.

“Aunque sea a la chingada, pero nos vamos juntos”, fueron la palabras del bajista Sabo Romo, y sí, al final todos nos fuimos pasadas las diez de la noche, no sin antes escuchar “La célula que explota” y bailar “La negra Tomasa”, ésta última fue la más pedida de los asistentes.

 


Laura Córdova

“Nuestras vidas empiezan a terminar el día que guardamos silencio sobre las cosas que importan.”

Comentarios (0)

Escribir Comentario

Deja un comentario