Reseña «The Waterfall» de My Morning Jacket

"Las Reseñas", by: - 29 mayo, 2015

En 2006 My Morning Jacket lanzó un CD+DVD en vivo llamado Okonokos, en aquel magnifico recital el escenario estuvo adornado con verdes hojas cayendo de la parte superior y de fondo una enorme manta con la imagen de grandes árboles.

Ese show fue de su gira promocional del disco Z (2005). A partir de dicho CD esta banda de Kentucky se ha caracterizado por un sonido que siempre evoca a aquélla -ya mencionada- decoración del escenario, y que también va ad hoc con la portada de su nuevo disco The Waterfall.

Cuando uno escucha esta nueva entrega es inevitable no imaginarse que se está dentro de un ambiente igual al que ilustra a su nuevo material con todo y psicodelia.

Afortunadamente My Morning Jacket no se aleja drásticamente de lo que ha venido haciendo, y es que en la actualidad cuando una banda se renueva suele ocurrir que abandona su esencia y hacen cosas de moda como ritmos bailables de computadora, pero en esta banda no se da ese caso (gracias a Dios).

Este nuevo viaje comienza con «Belive (Nobody Knows)» donde Jim James nos irradia con su característica buena vibra, canción que convoca a un mejor comienzo cada día.

Las lecciones de vida continúan con «Compound Fracture» donde nos invitan a aprovechar nuestro momento. Una de la favoritas del disco sin duda.

«I know you’re young, that’s the time to learn
If we’re too soft on you, you will get burned
Fill your skull with what you want»

Después llega la tranquila «Like a River», probablemente el ejemplo más explicito de la pasión por la naturaleza que hay en los miembros de la banda.

Después de «In Its Infancy (The Waterfall)», llega otro gran momento con «Get the Point», balada sublime, reconciliadora del alma, de redención total, de olvido y perdón. En donde además Carl Broemel usa su pedal steel guitar, dándole un toque a la pieza ya característico.

«There is only so many ways that one can
And I wish you all the love in this world and beyond»
Look at a given situation

Con «Spring (Among the Living)» la banda logra un sonido más clásico de MMJ donde las guitarras toman más protagonismo.

Después, en «Thin Line» se mantiene ese juego protagónico de guitarras: requintos y solos, pero además el señor James nos muestra su corazoncito con esta letra romántica, muy a pesar de su aspecto rudo.

«Give it chimers
Crazy diamonds
Head out towards the sea
Nobody loves you
Except for me»

La siguiente es «Big Decisions» la canción con la que anunciaron su regreso y nos presentaron su nuevo álbum. Tema que se siente mejor con cada escucha. Aquí, James hace de nuevo un llamado a no desperdiciar nuestro tiempo, quizá un consejo sacado de alguna de sus experiencias.

La penúltima pieza es «Tropics (Erase Traces)», un grito de desesperación por un respiro de la vida cotidiana. Y en donde la música nos hace mover la cabeza a su ritmo, sin parar.

El disco se despide con «Only Memories Remain» un tema lento y quizá no muy llamativa musicalmente pero con una profundidad lírica maravillosa y con una historia que nos invita a quedarnos hasta el final y con ganas de que el disco no acabe.

«Our earthly bodies will surely fall
But the love we share outlives us all
What’s done is done at the end of the day
But still, those memories remain»

A fines del 2014 el líder de la banda confirmó que tenían muchas canciones y que sacarían un disco en abril o mayo del 2015 y uno nuevo un año después aproximadamente.

Esperemos que así sea y que al igual que The Waterfall no decepcione.

Por Julio César Gómez (un fanático de My Morning Jacket)


Chaco

«Soy lo que soy y no me parezco a naiden…»

Personaje callejero, idealista y neurótico virtual; periodista incomprendido, músico desconocido y enemigo del monopolio; ya, ya, ya, no te cansas de ser tan genial, brutalmente honesto.

Comentarios (0)

Escribir Comentario

Deja un comentario