Mago de Oz

"Cobertura", by: - 11 noviembre, 2013

Algo que muy pocas bandas logran en estos tiempos  es hacer sudar y poner eufóricos a sus seguidores, tal es el caso de Mago de Oz, que este fin de semana atascaron el José Cuervo Salón con miles de sus seguidores que desde tempranas horas se dieron cita en el recinto para poder apreciar el show de su banda favorita, la cual anunció que este será su último concierto en México hasta el 2016.

Festejando 25 años de trayectoria los Mago decidieron realizar una presentación en nuestro país como muestra de gratitud hacia sus acérrimos fans por todo el cariño al grupo durante tanto tiempo. Estuvieron acompañados por las agrupaciones Burdel King (banda alterna de Txus Di Fellati) y Dulce Demente.

Desde las siete de la noche toda la banda estaba bastante prendida y no dejaban de corear las rolas más emblemáticas de los estelares, previo al inicio del evento entre los asistentes sonaba un enorme coro que retumbaba en todo el José Cuervo: “¡¡oeee, oe, oe, oe, Magooo, Magooo!!”. Después de tantos gritos y chiflidos los primeros en salir a escena fueron Burdel King, que desde la primer rola hicieron retumbar el inmueble; tal parece que muchos de los seguidores adoptaron esta banda alterna de uno de los fundadores de Mago de Oz. Durante una hora subieron los ánimos de la audiencia. Después toco el turno a Dulce Demente, los cuales no tuvieron una buena respuesta por la fanaticada que ya se encontraba desesperada por ver a sus ídolos. Quizá por iniciativa propia o por el tiempo, Dulce Demente dejó el escenario tras unos treinta minutos de presentación para dar paso a los estelares.

El momento se acercaba, algunos no podían esperar más; la rechifla y los gritos denotaban la desesperación por ver a su banda favorita. Pasaban de las diez de la noche, Txus es el primero en subir al escenario y como si fuera una granada, el antiguo salón 21 estalló desde que se hicieron presentes las primeras notas, la fanaticada no dejó de cantar ningún momento. Al paso de las rolas la euforia entre el público iba creciendo, un gran show que tuvo intermedios con grandes solos de Josema (flauta) y Fernando (bajista).

Con una alineación diferente a la original, una voz nueva, Zeta demostró que a lo largo de hora y media se entregó por completo al público mexicano  y no dejo extrañar la presencia de José Andrea (ex vocalista).

Para finalizar esta presentación, no podía faltar un clásico de la banda, suena Fiesta Pagana y todos los seguidores entregan su último aliento a los madrileños para brincar, sudar y así dar por terminado una magno evento que no se volverá a repetir hasta dentro de tres años, pero por el momento esos fans se llevaran un grato recuerdo de este concierto.

Por Rubén Reyes


Comentarios (0)

Escribir Comentario

Deja un comentario