Radaid partio plaza

"Cobertura", by: - 14 agosto, 2013

Viernes por la noche en la condesa y con una lluvia que no paraba, parecía que esto detendría a los fanáticos de la banda tapatía pero al parecer el contingente se venia; como buen fan te aguantas lo que sea con tal de ver a tu grupo o artista favorito. Estaban los que tenían que estar, los verdaderos fanáticos, los que siempre han apoyado a la banda desde sus inicios por allá del 98. No hubo necesidad de abarrotar el Plaza Condesa para demostrar que son una banda famosa o reconocida, fue mejor así hasta cierto punto. Se creó un ambiente de intimidad que fue capaz de romper la valla que divide al escenario de los seguidores de Radaid.

La noche comenzó con una banda amiga, MOOI,  que al igual que los estelares tiene un sonido de fusión de pop experimental, rock indie y electrónica. Acompañados de una voz muy potente a cargo de Reéne que a momentos suena frenética pero digerible; un proyecto que tiene bastante futuro por la mezcla que han logrado y por lo digerible que son las canciones. El público fue paciente con los teloneros, ya que sabían lo que se aproximaba.

Pasadas las 10 de la noche ¡por fin es el momento! las luces se apagan y se escuchan los fuertes gritos de un auditorio deseoso de toda esta  licuadora musical. La primera en subir al escenario es Sofía Orozco (Voz principal) su silueta se dibuja entre las sombras,  la euforia es incontenible por la audiencia y desde la primera rola el público cantaba y bailaba a ritmo del dyembe, sitar, tablá y la infinidad de instrumentos que utilizan para lograr un sonido único. Demostraron el abanico musical que pueden ser en una presentación en vivo y superándose en la calidad de sus discos.

Tal y como lo prometieron fue un recorrido por la trayectoria de la agrupación, tocaron temas de L´intent, The Willing y Luz escondida. Dentro de los más aclamados fue: “Nada que sea real”, “China Warrior”, “Color gris”, “Butterfly”, “Michelle” y “Shine”.

Era poco más de las 11 de la noche, el final se aproximaba y como parte de la sorpresas que tenían preparadas para sus fans;  sube a palomear con ellos Patricio Iglesias (exbaterista Santa Sabina) y también alguien de la que ya no se sabía mucho pero se llevó las palmas del respetable fue Pambo,  que formó parte de los invitados especiales.

La velada seguía transcurriendo y de repente como algo improvisado deciden tocar “Cuando salga la luna”, con la ausencia de Mary Carmen Camarena algunos se preguntaban si sería posible lograr tan altas notas, entonces haciendo mención Saúl Ledesma ”El muerto” presenta a Itzel Vargas, voz soprano que se rifo a aprenderse todas las canciones del set list un día antes ¡eso está cabron! Terminó la rola y el respetable entre aplausos y gritos:  ¡si se pudo, si se pudo, si se pudo! . Cerraron el evento dejando satisfechos a todos los fans que deseaban escuchar las canciones que los dieron a conocer.

Otra de las sorpresas que muchos no esperaban, fue que posterior al show toda la banda, bajo a convivir con sus fans, firmar discos y para tomarse la foto. Esto demuestra que a pesar del gran éxito que han conseguido a nivel mundial no despegan los pies del suelo,  se toman el tiempo para atenderlos y bromear con ellos, situación que no ocurre frecuentemente con bandas mexicanas “exitosas”, Radaid demuestra su humildad como seres humanos y como músicos arriba y abajo del escenario.

Por Ruben Reyes y Erick Black

[nggallery id=44]


Chaco

«Soy lo que soy y no me parezco a naiden…»

Personaje callejero, idealista y neurótico virtual; periodista incomprendido, músico desconocido y enemigo del monopolio; ya, ya, ya, no te cansas de ser tan genial, brutalmente honesto.

Comentarios (0)

Escribir Comentario

Deja un comentario